UNA MILLA EN SUS ZAPATOS

una milla en sus zapatos blog

De niña Barbie era más una decoración que un juguete. La única ocasión en que dejaba de ser parte de la repisa para ser parte del juego era cuando mi vecina visitaba la casa. La dinámica era simple, una vez que Barbie, Ken, Kelly, Skyper y Teresa (Barbie Morena) estaban en la mesa repartíamos los roles entre las dos de la siguiente manera: mi vecina interpretaría a Ken, Skipper, Kelly y obviamente Barbie, mientras yo tendría el rol de Teresa, la secretaria de Ken, que le tumba el marido a Barbie. Acto seguido pasaban dos horas de traición, divorcio y drama, que distraían a mi vecina mientras esperaba las novelas adolescentes de Venevisión que no le dejaban ver en su casa.

Luego de que mi vecina se mudara al norte y mis barbies pasaran a ser de primas menores, pasaron los años hasta que en la adolescencia (entre cuarto y quinto año) se formo en mí una nueva admiración por esta muñeca, y en cada juguetería que entrara -desde La Candelaria hasta la 5th Av. de Nueva York- el pasillo de las barbies era una parada obligatoria donde buscaba en las repisas las Barbies de colección  (mis favoritas).

Barbie _Fav

Dando un vistazo al pasado me doy cuenta de lo influenciada que he estado por este “juguete”. Desde que tengo uso de razón siempre supe que, en mi futuro, lo más importante sería mi carrera. Barbie ha sido desde actriz a veterinaria, pasando por llanera, cantante, piloto y hasta humanista. Cambia de trabajo LITERALMENTE como cambia de ropa. Empezando por el año 94, cuando en Kinder me preguntaron por primera vez que quería ser cuando fuese grande, mis ambiciones profesionales han cambiado irregularmente, pero revisando cuadernos, álbumes y fotos pude reducir la lista a una vocación profesional por año:

1994: Aeromoza

1995: Bailarina

1996: Escritora

1997: Policía

1998: Cuenta cuentos

1999: Escritora

2000: Pintora

2001: Cantante

2002: Maestra

2003: Actriz

2004: Abogada

2005: Escritora

2006: Periodista

2007: Comunicadora social

2008: Diseñadora de moda

2009: Publicista

2010: Psicóloga

2011: Escritora

2012: Vestuarista

2013: Productora de teatro

2014: Guionista

Por situación país o por situación persona llevaba seis meses sin mi preciada estabilidad laboral, en otras palabras, estaba desempleada (estado que atenta contra mi salud mental). Buscar trabajo se me hizo difícil, pues en teoría soy publicista, en práctica soy una asistente de producción en cine y teatro, y en el closet soy escritora e ilustradora. Pero en las pasadas semanas una nueva oportunidad ha surgido, y como siempre lo aseguro Annie, el sol salió: me ofrecieron la asistencia de dirección para dos obras.

Ahora el único reto es enfrentarme a un cargo para el que no he sido previamente preparada y el plan de ataque es seguirle los pasos a los dos excelentes modelos que he conocido en este cargo, y como dice el dicho:”meterme en sus zapatos”. Decidida entonces a empezar esta nueva faceta como asistente de dirección con buen pie, me pongo las zapatillas rosas de Barbie (las de Dorothy están un poco trilladas y aparte odio la escarcha). Veré la vida color de rosa, me vestiré para la ocasión y seguiré el camino a lo que puede ser el principio de una carrera, el fin de un sueño o un closet lleno de prendas nuevas.

Andrea A.

P.D.: en una nota súper pasivo agresiva de mi subconsciente, dejo este video del aniversario de Barbie por SNL.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s