PTPV CoverComo todo cliché de mujer, adoro los zapatos. Desde la comodidad de mis pijamas rotas le doy like a cada par que veo en Instagram. No discrimino entre colores, formas o patrones, los quiero todos en mi closet. A pesar de no ser una mujer amante de las alturas, y detestar cualquier forma de tortura física o mental por belleza,  debo admitir que tengo un amor particular –y no correspondido- por los tacones. Este amor, por supuesto, nació a partir de Sex and the City.  Con estilos de vestir, sentir y amar diferentes el cuarteto de solteronas de Manhattan revolucionaron el mercado de las tragicomedias, y tergivesaron nuestras espectativas del hombre (o closet) perfecto. ¿Quien no ha tenido una crisis existencial por un Mr. Big o por el precio de unos codiciados Manolos?

El piloto (el mejor capitulo de todos) iba mostrando tentativamente lo que serian las otras 3 coprotagonistas. Miranda, una abogada cínica, feminista y siempre a la defensiva. Charlotte, gerente de una galería de arte, ferviente amante del amor y una Susanita cualquiera.  Samantha, relacionista publica, promiscua y felizmente soltera. Durante 30 gloriosos minutos estas mujeres clasificaban  –y hasta sexualizaban– diferentes tipos de hombres. Era una historia de mujeres, para hombres. Una protesta al sexismo y al estigma femenino. Sin marcas renombradas, sin dramas y con un equilibrio perfecto entre humor y autoayuda el primer episodio de Sex And The City, estoy segura, marcó a millones de mujeres en el mundo. La mitad de esas mujeres se decepcionaron con el segundo capitulo y el resto de la serie y las dos películas (y cuidado si realmente viene la tercera) cuando los roles cambiaron. Empezaron a etiquetar a las mujeres. Pasamos de comedia a drama en menos de un episodio. Terminó siendo un show de mujeres fabulosamente equivocadas, para mujeres en sus 30, solteras, y con tarjetas sobregiradas por comprar los mismos zapatos de Carrie o las carteras de Samantha.
La otra mitad de las televidentes quedamos enganchadas con alguno de los personajes. Deseábamos sus historias y buscábamos identificarnos con ellas a como diese lugar.  Para mi fue Carrie. Más allá de ser la protagonista, era la escritora de una columna sexual en uno de los periódicos más renombrados de NY, que realmente hablaba mas de ella misma que del sexo o las relaciones. Había un encanto mágico en ver como con solo escribir lo que le pasaba, Carrie podía darse el lujo de almorzar con sus amigas al menos dos o tres veces, salir en la noche, acostarse con uno o dos hombres en busca de amor o material para la próxima columna, comprar zapatos increíblemente caros, hacerse las preguntas más insultantes para el genero femenino y salirse con la suya….SEMANALMENTE.
Carrie Quote
En mi vida, he visto la serie dos veces. La primera después de haber terminado mi trabajo en La Novicia Rebelde. Lo que empezó como una manera de matar el ocio y al mismo tiempo estar cerca de Manhattan, terminó en el Palace Theatre, con mis tacones más caros y mi Samanta, viendo Priscilla Queen of the Desert (Cosmopolitan no incluido). Un viaje a Nueva York de ensueño. La segunda vez fue hace algunas semanas en compañía involuntaria de Roberto. El resultado esta vez fue cumplir con ese sueño de tener el estilo de vida de Carrie. Desayuno con las amigas, almuerzo con el novio, escribir en las tardes y ser fabulosa por el resto del día.
Mi manera de agradecer esta inspiración repentina, es haciendo (desde el ocio) una guía de cual de los zapatos que tenemos en nuestro closet combina con los hombres que hemos conocido en nuestras vidas.
PTPV arte
ADVERTENCIA: La siguiente lista es un trabajo de ficción, su parecido a la realidad es puramente coincidencia
  • Tacones de Aguja para El Hombre Ideal: Este hombre ideal es el que conocimos y en seguida escuchamos las campanadas de la iglesia. Lo vimos en traje caminar a nuestro lado como el mejor soporte para esos tacones infernalmente incómodos. Todo un caballero.
  • Cuñas o Tacones Corridos para El Hombre Promedio: Este hombre merece un mínimo de esfuerzo. Amable y real lo más seguro es que siempre te va invitar a una fiesta, una cena o a una película. Por la falta de información que da a la hora de la invitación lo mejor es estar prevenida con un par te zapatos altos, pero casuales.
  • Zapatillas para El Noviesito: El noviesito, más que un hombre en si, es un estado en la relación. Pasados los tres meses de tacones insufriblemente altos, maquillaje y presentaciones entre amigos, vienen los meses de conocer a la familia y hacerse visitas de sofá. Las zapatillas, flats, ballerinas, como se le quieran nombrar, son los zapatos en vougue para este hombre.
  • Zapatos de Goma para El Patán: Sabiendo que te va a romper el corazón decides intentar crear un futuro o al menos un presente con este tipo de hombre. Al mismo tiempo tienes que estar preparada para huir. Zapatos de goma, negros o de colores, son la mejor opción para llevar en esta etapa de la vida.
  • “Fuck-me Pumps” para El Amigo con Derecho: Este hombre es una persona casi ficticia. Las que han tenido un amigo con derecho saben que “sin sentimientos” no significa “sin encanto. Zapatillas de tacón, no tan altas, no tan caras, siempre negras o rojas sin importar lo incómodos o dolorosos que puedan, es una prenda que vas a tener por menos de media hora.
  • Botines para El Buen Muchacho: este tipo de hombre va a estar muy interesado en lo que dices como para fijarse en que zapatos tienes. Para este tipo recomiendo las botas. Botas con tacón, como de bruja, o básicas. Los botines son una muestra de agradecimiento por su aceptación y paciencia al oírte discutir la genialidad que es el piloto de Sex and the City.

PTPV fin

Como Carrie, me hago preguntas de un dudoso doble sentido acerca de la metáfora obligada entre zapatos y los hombres. ¿Será cierto que con el paso de tiempo una aprende a caminar en tacones? De no ser así, ¿la solución es ignorar el dolor y seguir entaconada o enfrentar la realidad con unas botas de combate? Por ahora, mi filosofía seguirá siendo que, cómo la moda, los zapatos deberían ser los que acomodan.

Andrea A.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s