VESTUARIO DE NOVIA

PicsArt_1439837624132Por mucho tiempo las mujeres hemos pasado la primera arte de nuestras vidas buscando el closet y el marido (la boda) de ensueño. Por años nos hemos engañado poniendo “la familia”, “la carrera” y “los amigos” por encima de nuestras necesidades y al pasar del tiempo terminamos con un vacío en nuestro corazón que se refleja en un armario lleno de “básicos y tendencias” y fotos de boda con el vestido –y hasta el novio- equivocado. Al igual que “el tamaño no importa”, la frase “la belleza está en el interior” no termina de ser una verdad absoluta. Como nos importa el tamaño, también nos importa la manera en que el mundo nos ve. Siendo sincera, no creo en la existencia de una pijama, mono o prenda cómoda que grite “Soy una mujer confiada de si misma, elegante, inteligente, capaz y mi ineficiencia con el punto cruz no define quien soy”.

En estos días he escuchado cosas como “¿Estás cansada?”, “¿Te sientes bien?”, “¿Qué pasó?” más de lo que me gustaría escuchar. Aparentemente, el corrector de ojeras que le robo a mi mamá no está haciendo el trabajo de ocultar los rasgos zombies que aparecen en mi cara durante el transcurso de la tarde. No lo culpo, planeando los esquemas de los ensayos de las obras futuras, buscando recetas user-friendly y saludables, buscando un outfit para la boda en noviembre, eliminando los desastres en la cocina luego de mis intentos de cocina e intentando sacarme Jagged Little Pill de la cabeza, el día se me va rapidito y sin tiempo de descansar.

Que no se mal entienda, amo estar ocupada. Tengo que agradecerle a los dioses -o a la mafia teatral- la buena racha que estoy teniendo en el trabajo. Sin embargo, mi organismo no está tan agradecido. Últimamente, por más que quiera sentarme a ver un documental del comportamiento de las familias americanas en la época de Halloween no logro quedarme despierta durante los créditos iniciales. Irónicamente, si apago las luces y cierro los ojos,  mi cerebro crea una vocecita (que suena como la hija amargada de Snape y Miranda Priestly) que me enlista una por una las cosas que no logre completar en el día y señala, de manera muy seca, que me puse dos medias diferentes.

Afortunadamente, hace un par de semanas conseguí la cura para este insomnio del procrastinador crónico: Los ‘Miércoles de moda en TLC’. A partir de las seis de la tarde su programación consiste de tres episodios de ‘Say Yes To The Dress’, dos de ‘What Not To Wear’ y un estreno de ‘Reto Fashionista: Latinoamerica

Vestuario de novia m

Cuando tuve la idea de llevar un blog, la razón principal era hablar de moda. Dicen que los que no diseñan, bloguean (nadie dice eso), y yo pensé unir mis dos pasiones frustradas: La moda y la ilustración. En principio, la gracia era dibujar o escribir de lo que quisiera tener: un guardarropa amplio, organizado, toda la ropa clasificada por “diario”, “casual” y “especiales”, una pared entera de zapatos, otra de accesorios y otra de espejos, un chaise longue donde me pueda acostar a ver Instagram mientras desde la esquina en mi vanidosa, suena suavemente bossa nova. Ahora, como pueden apreciar, se ha convertido en una queja, con tono burlón, a mi día a día.  La cruel realidad es que cada vez que abro mi closet de 2 x 0.89mts me encuentro con una gran variedad de negro, negro, gris, jean, negro, negro, azul. Lo más triste del caso es que aunque siguen una misma paleta nada parece combinar entre si. Menos mal las puertas del closet de mi mama siempre están renuentemente abiertas.

PicsArt_1439831741599

Sentada en mi escritorio con jeans y una franela vieja de staff me siento culpable cada miércoles cuando juzgo a las feitas que se someten a un cambio de look y me desespero al ver todas esas novias dejando que las cuñadas y madrinas envidiosas decidan cual vestido es el mejor para el día de la boda. Si algo bueno he podido sacar de estos maratones de estilo, es que existe una especie de protocolo a la hora de vestir. Se podría decir que son formulas especiales de la moda para cada ocasión. Egocéntricamente, quiero compartir el hecho curioso que mi look diario sigue las reglas del vestuario de novias: algo viejo, algo nuevo, algo azul y algo prestado. Creo que para ser una “fashion blogger” tengo que cambiar un poco los elementos que estoy usando. Para esto, influenciada por los antes y después. Puedo hacer un grafico de lo que tengo que cambiar el mi rutina de vestir.

ANTES:

PicsArt_1439829792861

Algo nuevo: las colitas y ganchitos para el cabello que pierdo todas las noches y tengo que reponer al día siguiente.

Algo viejo: los interiores del ‘Comando Estelar de Buzz Lightyear’ que mi hermano nunca uso y yo adquirí en tiempos de emergencias cuando no había ropa interior en las tiendas de la ciudad.

Algo azul: jeans

Algo prestado: corrector de ojeras de mamá.

DESPUÉS

PicsArt_1439831662117Algo nuevo: vestidos cómodos para ensayos. Vestidos largos suelen ser geniales para ensayar. (memo: comprar algunos cortos para mantener feliz al Tauro)

Algo viejo: mis primeras zapatillas de tacón negras

Algo azul: Mi agenda. Seria genial tener siempre encima la agenda azul que me regalo con tanto cariño un amigo.

Algo prestado: Una cartera. Empezando por mi abuela, pasando por mi tía hasta llegar a mis amigas del colegio, las mujeres a mi alrededor siempre han tenido un buen ojo para carteras. Algo que lamentablemente, no heredé yo. Mis carteras se diferencian solo en tamaños y en tonos de negro o café. Aburridas y practicas, mi colección de carteras podría adquirir algunos clutch o máxibolsos de tonos brillantes.

Hoy, con un corrector de ojeras propio, puedo decir que estos miércoles, que empezaron siendo una manera de procrastinar, se convirtieron en motivos para vestirme mejor (y así sacarme la culpa de burlarme de las feitas). Me pregunto si este cambio también se dará con los martes de MasterChef?

Andrea A.

Anuncios

Un comentario en “VESTUARIO DE NOVIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s