VESTUARIO DE NOVIA

PicsArt_1439837624132Por mucho tiempo las mujeres hemos pasado la primera arte de nuestras vidas buscando el closet y el marido (la boda) de ensueño. Por años nos hemos engañado poniendo “la familia”, “la carrera” y “los amigos” por encima de nuestras necesidades y al pasar del tiempo terminamos con un vacío en nuestro corazón que se refleja en un armario lleno de “básicos y tendencias” y fotos de boda con el vestido –y hasta el novio- equivocado. Al igual que “el tamaño no importa”, la frase “la belleza está en el interior” no termina de ser una verdad absoluta. Como nos importa el tamaño, también nos importa la manera en que el mundo nos ve. Siendo sincera, no creo en la existencia de una pijama, mono o prenda cómoda que grite “Soy una mujer confiada de si misma, elegante, inteligente, capaz y mi ineficiencia con el punto cruz no define quien soy”.

Seguir leyendo

TEORÍAS CONSPIRATIVAS DEL CORAZÓN SEGÚN ANDREA

PicsArt_1438622160372… O porqué Tinder no era para mí.

A los 13 años una amiga vino a mi casa con un DVD de Moulin Rouge. Tenía semanas hablándome de lo maravillosa que era la película. Tarareaba las canciones, planeaba vestirse como “Satine” y hacía todo lo que una hace cuando tiene 13 años y te enamoras de una historia. Esa tarde –después de haberla visto dos veces seguidas– nos quedamos cantando (yo gritaba ROXANE y ella cantaba el resto de la canción) y hablando de lo bonito que era el burdel más famoso del mundo. Sin darme cuenta me puse la insignia imaginaria de ‘Hija de la Revolución’ y deseaba secretamente ser una de las Diamond Dogs de Zidler, quería ser Serene, la cortesana que solo se cubría con sus cabellos, un manto nacarado y perlas (como las sirenas). Mi madre no estaba muy contenta con mi entusiasmo al crear mi alterego como cortesana. Esa noche, gracias a Henri Marie Raymond de Toulouse-Lautrec-Monfa, empecé a creer en la libertad, la verdad, la belleza y sobre todas las cosa, en el amor.

Seguir leyendo