#OfficeLife: Boyfriend Jeans

#OfficeLife: Boyfriend Jeans

 

Sin rodeos lo voy a decir: traicioné mi vena artística y empecé a trabajar en una oficina.

No es fácil la vida nine to five. Los madrugadazos, la comida recalentada y el small talk obligatorio son cambios que una mujer de mi edad no debería poder aguantar. Pero no son nada comparado al reto de tener que pensar todas las noches que me voy a poner el día siguiente.

Tengo suerte que en la oficina el código de vestir es medianamente relajado. Aunque mi closet ejecutivo es limitado, he logrado formar varias combinaciones que se ven bien debajo de dos suéteres, una chaqueta y tres bufandas. Sí, las oficinas suelen ser tan frías como el invierno de Game of Thones*.

Tratando de aferrarme a mi lado creativo lo más posible, volví a Polyvore con el fin de hundirme por media hora al menos, en lo que sería mi closet perfecto. Hoy me imagino un look a base de los muy cómodos Boyfriend Jeans** y dejo unos tips al respecto:

  • La clave de vestir prendas informales es el equilibrio entre lo relajado y lo indigente. Si los pantalones son desgatados, las demás piezas deberían ser impecables.
  • Jugar con piezas estructuradas puede darle un toque de elegancia al conjunto.
  • Agregar a una paleta de colores neutrales un color vibrante puede aportarle frescura al look.
  • Este es redundante: los zapatos tienen que estar extremadamente limpios para evitar parecer un pordiosero.
  • Si la idea es reflejar juventud y excentricidad, apostar por accesorios discretos y creativos es la mejor ruta, después de todo, sigue siendo un outfit para ir a trabajar.

No se que tanto dure en esta nueva aventura,  ni se por cuanto tiempo me comprometa a documentar mis #dreamoutfits, pero hasta entonces, nos estamos viendo por acá.
Andrea A.

*No tengo idea si es una buena referencia, pues no veo Game of Thrones.

**Quiero aclarar que en mi caso, jamás me compraría jeans con huecos o desgarres. Mis Boyfriend Jeans son realmente de mi tía que es más alta que yo. Son jeans completamente reciclados y rescatados a base de manualidades que aprendí en Pinterest.

Anuncios

Horóscopo Motivacional

Horóscopo Motivacional

Nunca he sido fiel creyente del horóscopo, aunque me gusta leerlo para tener mis opciones. Es que si un día siento que no quiero trabajar, busco que predicen mis estrellas que tengo malo en el departamento de salud. Si quiero comprar algo que no estaba estipulado en el presupuesto mensual, lo justifico como la “inversión inteligente” que recomiendan.  Y en vez de dar la escusa del dolor de cabeza, le muestro al Tauro que los arcanos anuncian un embarazo sorpresa. Se podría decir que el horóscopo es como una carta bajo la manga.

Ayer Mia Astral habló de la luna nueva por el signo sagitario, que aparentemente es el inicio de un ciclo emocional y recomienda hacer una lista de intenciones, que si te aplicas estos próximos seis meses veras el resultado dentro de 19 meses, etc., etc., etc. You had me at hacer una lista. Amo hacer listas. Mi vida entera la podría dedicar a hacer listas. Lamentablemente –y por mi propia falta de pilas– mis listas se quedan en papeles bonitos, con muy linda caligrafía y un despilfarro de tinta.

Todos sabemos que perro viejo no aprende nuevos trucos*, igual tengo ganas de hacer mi lista. Con un poco de ayuda motivacional de youtubers, estrenando un bolígrafo que me regalaron el sábado y dejando atrás compromisos más importantes (terminar de ilustrar las portadas de otras entradas), me regalo este lunes para escribir mis listas de intenciones futuras para estrenarlas mañana con la luna nueva y ver resultados en 19 meses.

No me juzguen. Si los gordos pueden engañarse con eso de “empezar la dieta el lunes”, yo puedo engañarme “enlistando mi proyecto de vida” hoy.

Andrea A.

*No tengo la más mínima idea de como es ese dicho.

 

6 Pasos Para Sobrevivir Un Día Griposo

Pasos para sobrevivir un día griposo

No hay peor tortura que una nariz tapada.  Ayer me dio una de las peores alergias de mi vida. Pasé unas 18 horas sin poder respirar como los dioses mandan. Ahora que ya paso lo peor, solo quedan interminables pañuelos para ensuciar y una irritación de garganta que durará un par de días. Para los que sufran de alergias o estén saliendo de una gripe les comparto mis pasos para sobrevivir y recuperarse:

1)Ropa cómoda y abrigada, preferiblemente rosada. En la universidad una profesora de psicología me dijo que la gente que se siente mal suele vestirse de rosado. Desde ese entonces la única prenda rosada (que realmente es jazmín) que tengo en mi closet es un suéter bien comodito que solo uso los 15 de cada mes y durante la gripe anual.

2) Buena compañía. Cuando tienes la garganta irritada lo más posible es que no quieres hablar con nadie. Sin embargo, para los que le tenemos miedo a la soledad, la compañía la podemos encontrar al lado de nuestras series favoritas. Las mías son OutlanderEmpire y Bob’s Burgers, entre otras.

3) Té. Incontables tazas de té. Mi té de la salvación y el único que me gusta es el de sauco. Con dos cucharadas de azúcar curan desde pestones hasta corazones rotos.

4) Fuente de entretenimiento. En caso de emergencia, es bueno tener un hobby que no tenga que ver con electricidad o wifi. Libros, libretas de dibujo y crucigramas pueden sacarte una sonrisa entre tanto moco.

5) Buen soporte. Los antigripales suelen ser la via directa para conseguir un buen sueño a pesar de una nariz tapada. Aunque nada es más poderoso que las drogas, es bueno aportar al descanso con una buena almohada que nos mantenga ligeramente erguidos.

6) Kleenex. Esta se explica por si sola.

Espero que a todo aquel que este pasando por este infierno conmigo pueda tener la oportunidad de pasar esta tormenta lo mas cómodo posible hasta que llegue la calma.

Andrea A.

 

Anatomía de un lunes

Anatomía de un lunes

 

Para las personas auto-empleadas* como yo, los lunes deberían ser relativamente fáciles. El tema de levantarse temprano luego de dos día de descanso a nosotros no nos afecta porque disfrutamos de un horario propio. Ser tu propio jefe, en papel, es lo mejor que le puede pasar a una persona creativa.

Ahora, vamos a la realidad: ser tu propio jefe cuando eres floja, desinteresada y de baja autoestima, es una de las peores ideas desde la invención del perfume**. Estos últimos años la crisis económica ha llevado a mi generación a convertirnos en emprendedores. Cualquier hobby o talento puede ser monetizado en la era de Instagram. La idea de sacarle provecho a mi gusto por la ilustración de moda ha tomado millones de formas: camisas, llaveros, libros, cuadernos, agendas, etc. Sin embargo, para todo el que me conoce, ninguna idea ha pasado de la etapa de “prueba”. Ya apenada con todo el que ha creído en mi y lo he decepcionado, tengo que tomar medidas drásticas con el asunto, e implementar el mayor incentivo de cambio que conozco: el bullying.

Si alguna enseñanza me han dejado las películas de high school americanas y mi propia experiencia estudiantil es que la humillación constante es una fuerza que lleva a grandes cambios como: la transformación de patito feo a cisne, un despertar sexual, la superación del miedo escénico o, en el peor de los casos, suicidio (que si nos ponemos a ver sigue siendo un cambio drástico).

El método más cliché para las mujeres de hacer bullying es publicar el diario de la chica tímida, en el cual confiesa su amor desmedido por el típico Jordan Catalano, Chuck Bass o Pacey. En mi caso, exponer mi progreso profesional y personal en un

blog me tiene que ayudar a no decepcionar a la gente, pues no puedo mentirles***.

Esta primera “minientrada” se siente bien. Me lleva a un mágico lugar como escritora entre Kim Kardashian y Carrie Bradshaw****.

El set de hoy representa mis lunes: Días en que la creatividad le gana a los planes. Día en el que la lista de “to dos” es ignorada para luego ser remplazada por una lista de metas idealizadas que caducan al cabo de dos horas en Pinterest. ¿Pero que más podían esperar de una idealista?

Andrea A.

*Término para personas desempleadas que siempre andan en “un proyecto”

** El perfume a mi me da dolor de cabeza.

***Por supuesto que puedo mentirles, pero no es la idea.

**** Aunque esté en una oficina de ventana con barrotes y con un outfit bien básico que vengo repitiendo todo el fin de semana.