#HWP: EL CORTE

PicsArt_1447300050192Mis altibajos a la hora de cortarme el cabello vienen de la mano de que tan bien los padres crían a sus hijos, nunca he tenido que preocuparme por citas, shampoo o si a la señora que tenia antes no le agarró bien el tinte. Desde que tengo uso de razón la señora Conchita, establecida en una peluquería infantil, se ha encargado de mis ondas, mis remolinos y mis peleas con los cepillos. Conchita (sin el señora porque ya soy grande) conoce mis mañas y las de mi familia, al sentarme en su silla ya tenemos una especie de coreografía en la que me da un golpecito en el hombro para que me siente recta, me pone la capa de cebra –nunca la de tigre– y sin cremas y sin agua empieza la magia.

Durante la semana pensé en dar (copiar-editar-pegar) tips para ir a la peluquería, pero por más que buscara – y sí que busqué– artículos y blogs del tema, ninguno terminaba de aplicarse a mi. Entonces, floja como soy, les presento mis pasos para ir a cortarme el pelo:

  • Desenredar lo más posible el cabello recién lavado. Volver a desenredarlo una vez esté seco. En mi caso, yo prefiero hacerme un moño o una trenza para evitar que se enrede en el camino.
  • Ir con un corte en mente, una variación del corte que ya tienes y la lista (mental) de todos los cortes que te hiciste y lamentaste en tu adolescencia (mejor conocido como diferentes tipos de flequillo o pollina). El corte que quieres lo discutes con tu estilista*, si no se ponen de acuerdo, tienes la variante del corte y si tampoco están de acuerdo, pueden pensar que corte hacer basándose en la lista de lo que ya probaron y resultó desastroso.
  • Ir acompañado. No se si es por el cliché o es por el ambiente al que estoy acostumbrada, pero una peluquería no es lugar para leer**. Si vas acompañado puedes tener un tercer unto de vista acerca del corte, un compañero con quien criticar a los otros clientes y –en mi caso– una persona que te paga el corte.
  • Sentarse recta es importante. A mí, que me encanta imitar a un jorobado, se me hace difícil mantener la postura durante todo el corte. La postura adecuada le facilita el trabajo al estilista y te garantiza mejores resultados.
  • Deja que pase el tiempo. Al segundo día del nuevo corte te vas a ver en el espejo y vas a decir “¿qué me hice?”. Calma. El corte tarda en asentarse, y si eres como el común denominador que se corta y se peina el mismo día, jamás te vas a peinar como lo hace tu estilista. Tarda un par de días en asimilar el nuevo corte y aprende como sacarle provecho***.

NOTAS:

*Es importante crear una relación con el estilista. No tiene que ser en el local más caro o el estilista que todas piden. Tiene que ser alguien con quien te sientas cómoda hablando. Que escuche lo que quieras y te aconseje de acuerdo a tu forma de cara o tu cabello, no por el último color o corte que se hizo Shakira.

**Si nadie te quiere y nadie te acompaña no te conformes con revisar las redes sociales. Se un poco más productiva: escribe en tu agenda todas las cosas que tienes que hacer y empieza a planear algunas nuevas. Si eres más artística dibuja, escribe en tu diario, completa un cuadrito de Sudoku.

***En una nota más personal, mi nuevo corte me permite disfrutar del half up- half down que tenía tiempo sin usar.

Para ideas de peinados y recogidos les invito a pasear un rato por Pinterest. Este tablero en especial me parece genial, y no solo porque sea mío. Si se me pasó algo, siéntanse libres de recordármelo.

Hasta la próxima!
Andrea A.

Post relacionados: Hair witch Project  y Hair Witch Project: The Remake

#3,2,1: LOOKS DE TERROR

#321 Looks De TerrorSe pasó octubre entero y lamentablemente no pude ir a ninguna fiesta de disfraces. No es que no tuviere ideas, junto a una amiga íbamos a ser extras del vídeo Bad Blood de Taylor Swift y hasta idee un disfraz de pareja en el que el Tauro no tuviese que cambiar su look habitual. La cosa es que la única fiesta a la que fui invitada era hoy, el día que mi cuerpo decidió pasarme factura por no cuidarme debidamente del clima de octubre y me siento fatal. La gripe no se creó para los angustiosos. Saber que en algún lugar lejano mi amigo querido  está disfrazado y bailando alguna canción de Pitbull mientras yo estoy en pijamas comiendo algunas oreos que le logré robar a mi hermano me hace sentir peor. Para compensar la falta de disfraz, les dejo la inspiración para disfraces (y looks diarios) de tres señores terroríficos que vuelven a la mente de todos esta época.

Seguir leyendo

HAIR WITCH PROJECT

PicsArt_1445999517250Para las mujeres cambiarnos el color o el corte de cabello es terapéutico. ¿Terminaste una relación?: Córtate el cabello. ¿Quieres sentirte como una diosa griega del amor?: Ponte extensiones. ¿Quieres un cambio radical?: Píntatelo de morado. ¿Se casa tu mejor amiga antes que tú?: Hazte los reflejos que ella nunca se pudo hacer. ¿Estás aburrida en tu casa?: Saca las tijeras, córtate tú misma el flequillo siguiendo un tutorial de Youtube y arrepiéntete de tu decisión por los siguientes tres meses.

Seguir leyendo

#STYLEICON: BEETLEJUICE

PicsArt_1444423704748En la interminable lista de requisitos para ser una fashion blogger, cerca del top 10 se encuentra “apreciar y adorar a los iconos de la moda que representen tu estilo ideal“. Estos son calificados como  “style icon /fashion icon”. Al igual que mi gusto por las oreos, estos famosos “iconos” cambian todo el tiempo. Hace tres años veneraba a las hermanas Olsen, pase por Nicole Richie y un bojote de “Boho Queens” más, antes de aceptar el hecho que los flecos y las plumas no van bien con mi trabajo. Mi estilo tiende a ser más de jean y camisa. Eso no quiere decir que admire menos el esfuerzo que ponen mujeres (y hombres) día a día en sus outfits, tengan el estilo que tengan.

Seguir leyendo

“LA CATEDRAL”

1442185855115Mis sueños e ideales inocentes murieron el día que entendí que, a diferencia de los personajes de Glee, el tiempo que dura cantar una canción no es suficiente para tomar decisiones definitivas, encontrar la confianza en ti misma y –sin tazas aeroportuarias o carpetas de CADIVI– mudarme de mi ciudad natal a un apartamento absurdamente decorado y bien ubicado en Nueva York. Si tengo que ser sincera (y repetitiva), la mayoría de las experiencias que me han abierto el camino a la madurez han provenido de los pasillos de McKinley, Constance y Padua.

Seguir leyendo

CRISIS DE LA VERDADERA EDAD

PicsArt_1440441266329Amiga, confidente y la que me presento a Candy, mi madre es la persona que más me ha influenciado en la vida, y creo que esa es la razón por la cual jamás quise terminar como ella. En Kinder había un día dedicado a las carreras. Teníamos que ir disfrazados de lo que quisiéramos ser cuando fuésemos grandes. No recuerdo si fue idea mía, o si fue una idea subliminal de mi mamá, pero los dos años de kinder, a ese día, fui vestida de aeromoza. Sin haberme montado en un avión, estaba clara de concepto de una aeromoza y que era lo que hacía. También estaba clara que era el sueño de mi mama ser parte de la tripulación de vuelo para viajar por todo el mundo. Ella no jugo con muñecas, no se ponía trapos blancos y jugaba a la boda, y al sol de hoy creo que mi hermano y yo somos los únicos bebes que ha cargado voluntariamente.

Seguir leyendo

#TBT: JÚPITER

image

Hace dos años (mas o menos) escuchar una vocecsita en mi oído que me mandaba a hacer cosas pasó de ser una razón para ir al psicólogo a una señal de que estaba haciendo las cosas bien. Como aprendiz de producción en una película me acostumbré a escuchar la voz de un hombre con acento cubano y lentes que se refería a mi como “Júpiter” y me mandaba a hacer cosas. Mayormente traer cafés, callar heladeros, y mover a personas de un lugar a otro.

Aunque fue mucho lo que aprendí en ese rodaje, esta nueva etapa de blogger me lleva a recordar la parte superficial. Lo cómodo que era mi uniforme esos días:

-Recogidos artísticos: para diferenciarme de los vagabundos en las locaciones.
-Lentes de sol: baratos y discretos.
-Carnet: con mi nombre en letras chiquitas para que me pudieran decir ‘chica’ sin sentirse mal.
-Chaqueta todo uso: no podía temer usarla atada a la cintura.
-Reloj: 15minutos adelantado para estresarme de gratis.
-Tirro: la pulsera más chic cortesía de Celoven
-Radio: medio de psicoterror por el cual era invocada, más no podía usar (al menos que fuera en caso de emergencia).
-Jean con bolsillos: es absurda la cantidad de cosas que tienes que cargar encima y no te cabe en un koala.
– Botas: cómodas y frescas. (Y siempre un cambio extra de medias en el bolso*)

Andrea A.

*Gracias Teniente Dan Taylor.